viernes, 9 de julio de 2004

Demoliciones La ONU

Con la ONU hemos topado (en este caso, con su máximo órgano judicial, la Corte Internacional de Justicia.)

Y es que según leo en Libertad Digital han declarado ilegal, contraria al derecho internacional (sic), la famosa barrera de seguridad de Israel.

Nada sorprendente que a la ONU le importe un comino el terrorismo, cuando lo alberga en su seno, por supuesto. Pero aún hay más, como las declaraciones de uno de los terroristas más sanquinarios del siglo XX, y premio Nobel de la Paz, Yaser Arafat, que "calificó la decisión de La Haya como una victoria para el pueblo palestino y para todas las naciones libres". Y se queda tan ancho el sátrapa. Pero sigue: "Iremos a la Asamblea de Naciones Unidas con esta decisión histórica, y discutiremos con ellos todos los detalles y los métodos para aplicar (la sentencia) sobre el terreno". Me pregunto si con la pistola en la mano o enfundada.

Nos aclaran que la sentencia no es vinculante. Sólo faltaba. Israel, a través de su ministro de Justicia, ya ha manifestado que "(su) Gobierno no tendrá en cuenta la resolución de la CIJ pero sí la emitida por el Supremo de Israel, que esta semana determinó que la valla se ajusta a derecho, si bien obligó a modificar parte de su trazado". Estado de Derecho se le suele llamar a eso, que Arafat sólo conoce de oídas.

Y es que como Israel hubiera hecho caso a los consejos de sus amigos europeos, hace tiempo que estaban nadando (con una piedra al cuello, por si acaso son buenos nadadores). Eso sí, la ONU lo hubiera condenado mediante una resolución a posteriori.

La sentencia también dice que "las Naciones Unidas, y sobre todo la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, deben examinar las nuevas medidas que deberán tomarse para poner fin a la situación ilegal causada por la construcción del muro y no deben ayudar ni asesorar en el mantenimiento de la situación creada por tal construcción". Vamos, que se dejan matar y a callarse, so protestones. No les suenan de nada a estos burócratas conceptos tales como inicio de agresión y legítima defensa. Y es que como dicen desde el Gobierno de Sharon, si no hay terrorismo, no hay barrera. Pero hay terrorismo, y la ONU se preocupa de la barrera. O sea, de la legítima defensa, no del iniciador de la agresión. Eso parece ser el derecho internacional.

¿Y Solana? Tan contento, mientras parte del dinero que nos roban vía impuestos, se sigue destinando a las sangrías de Arafat y cía.

Por cierto, ninguna persona individual pueda recurrir a este órgano. Nadie les podrá negar coherencia en ese sentido a este nido de burócratas liberticidas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¿No fue la ONU la que equiparó Sionismo y racismo?
Sería una verdadera revolución que no hubiera decidido en contra de la Valla.

Fausta dijo...

La ONU es una desgracia.
No se pierdan El Herald de hoy, con Kofi Annan y el escándalo de 'Petróleo por Alimentos'

Roberto Suárez dijo...

No, si yo sorprendido no estoy de nada que tenga que ver con este nido de serpientes.

Menuda legalidad internacional que representan...

Marzo dijo...

¿Crees que la ONU lo "condenaría" a posteriori? No sé yo. Con "lamentarlo" ya iban servidos; o "deplorarlo", como mucho.

Anónimo dijo...

Hace tiempo que creo que la ONU es la casa de "tócame Roque", dicho eufemísticamente, y que debería desmantelarse y en el solar levantar un monumento a lo que jamás debe hacer la estupidez humana: Sentirse representada por dos tercios de tiranías y dicturas. No entiendo cómo las naciones demócratas no hacen la maleta y abandonan ese lugar, tapándose la nariz, por supuesto. Luego, al salir, sacudiéndose el polvo y el aire contaminado.
Policronio

Roberto Suárez dijo...

A nadie le amarga un dulce burocrático, Policronio. ;-)

Y tienes razón, Marzo. Me he excedido; un mero "lamento" sería bastante.

¿Habéis leído hoy a Carrascal en La Razón? Una jubilación a tiempo...

Anónimo dijo...

El estado "democrático" de Israel es ese cuyo Tribunal Supremo autoriza a demoler casas con gente dentro, ¿no? El anciano debía tener un misil en su silla de ruedas y escabar túneles por la noche.

Javier

http://blogs.ya.com/diariodeunliberal

Roberto Suárez dijo...

Yo no sacralizo la Democracia, pues es un mero fin (y nada bueno por cierto). Lo que sacralizo es el derecho a la legítima defensa frente al inicio de una agresión. Y tengo muy claro quién la inició, Javier.

Pero democrático lo es el Estado y lo es Sharon, salvo argumentación en contra que me convenza. Asunto distinto es la inmoralidad que supone que un Estado actúe indiscriminadamente en respuesta a unas agresiones. Pero ese es otro tema, que nos lleva a la legitimidad del Estado y que desde luego no devalúa la tesis central que defiendo, sobre quién es el agresor y quién el agredido.

Y nada de "piedras contra tanques". Con aseveraciones así, como punto de partida, es muy difícil ponerse de acuerdo. Los chicos de Arafat no destripan a los ciudadanos israelís con piedras precisamente... Es muy fácil pedir moderación a quien es agredido desde su propia fundación; a quien ofrece pactos rechazados de forma continua; a quien sencillamente no está dispuesto a nadar para que los "elegidos" se queden tranquilos.

Y desde luego los miembros de la ONU, que alberga terroristas en su propio seno, que cierren su bocaza.

Anónimo dijo...

El Estado israelí no es soberano desde su creación. ¿Dónde está el Estado Palestino que tenía que crearse en la misma fecha?
Ocupa territorios que no le corresponden y anexiona los que quiere masacrando a todo el que se pone por delante.

Roberto Suárez dijo...

Si no existe el Estado Palestino es porque no les da la real gana de aceptar a Israel de vecino; nadie les ha impedido crearlo, pero claro, al más puro estilo imperialista, pretenden más.

Y los territorios anexionados por Israel, se produjeron como consecuencia de guerras defensivas; a los palestinos se les han ofertado planes de paz más que generosos a ese respecto que han rechazado sistemáticamente.