viernes, 1 de abril de 2005

Sobre el vídeo

Se ha montado mucho revuelo con el famoso vídeo de la FAES, hasta el límite de tildarlo de sectario y falaz. Incluso el diario del centrista de la nada, Pedro J., afirmaba ayer que se ponía en solfa la victoria democrática del PSOE. Como además esta fundación la preside Aznar, se saca a colación el resentimiento del anterior presidente del Gobierno por haber perdido las elecciones, olvidando de mano algo tan elemental como que él NO se presentaba.

Yo he visto el vídeo varias veces y he apreciado lo siguiente: Desde la izquierda (y el nacionalismo) se ninguneó a la amenaza terrorista islamista y se acusó al (entonces) Gobierno de utilizar el atentado de Casablanca y ciertas detenciones de islamistas como justificación de la guerra de Irak, afirmando ZP incluso que había que distanciarse de ese conflicto para no correr riesgos.

Tras el atentado, desde Ibarreche hasta Zapatero, pasando por la práctica totalidad de los medios de comunicación, todo el mundo apuntaba a ETA como autora.

El Gobierno informaba a los ciudadanos prácticamente en tiempo real, con las dificultades e inexactitudes que eso conlleva.

Pero la izquierda, fiel de nuevo a su estilo, que ya había comenzado a mostrar meridianamente con motivo del Prestige y la guerra de Irak, pasó al ataque. Y para ello se recurrió a la calle, su método favorito, en connivencia con los próximos: medios de comunicación afines, artistas y los autodenominados intelectuales, junto con las inevitables asociaciones antisistema. Una izquierda, no olvidemos, que con Zapatero a la cabeza seguía sin condenar los intolerables actos fascistas que sufrieron muchos ciudadanos por el mero hecho de simpatizar o militar en el PP.

Hasta tal punto llegaron, que el día de reflexión se convirtió en una algarada frente a las sedes del PP, creando un clima de crispación y coacción inaudito en una democracia.

Una vez instalados en el poder, ya nada parece importar, y el único partido que sigue intentando que se investigue lo que ocurrió, pues cada día hay más puntos oscuros, es el PP. La multitud ya no quiere saber.

Y yo me pregunto entonces. ¿Dónde está la manipulación de este vídeo? ¿Algo de lo dicho es falso? ¿Sectario? Bien, no deja de ser un pequeño spot, y como tal con una intención determinada. Y está creado por una fundación presidida por Aznar. ¿Eso es un delito, mientras que las continuas, estas sí, manipulaciones de medios y partidos políticos son tolerables? ¿Se discute la legitimidad democrática de los resultados por afirmar que el día de reflexión fue pervertido de forma miserable? Los votos son individuales y la responsabilidad de los mismos también; allá cada cual con sus motivaciones interiores, por supuesto. Pero me parece evidente que no fue democráticamente tolerable lo ocurrido ese día.

Claro que estamos ante lo de siempre, no hay que darle más vueltas. La derecha que se calle o será tildada de extremista. Hasta Rajoy, otro centrista de la nada, entra en el juego. Aquí lo que importa es el talante, aunque sea tirando piedras.

2 comentarios:

liberal dijo...

Totalmente de acuerdo. El vídeo es suave, blandito. Hay material y motivos suficientes para montar un gran documental que refleje la violencia de la izquierda durante la última legislatura. Les molesta que les recuerden sus actitudes antidemocráticas, por lo que hay que seguir machacando en esa dirección. Pese a quien pese.
http://www.serlibre.blogspot.com

Lydia dijo...

Estupendo el post.
Respuestas... para llorar, esto no hay quien lo entienda, no es el gobierno, hay diez millones de españoles que aún no han visto quienes son.