martes, 1 de marzo de 2005

Talento

Los análisis de los paniaguados y los burócratas causan auténtico espanto. Suponiendo que el Óscar recibido por Mar Adentro refleje el talento de alguien, será el de Amenábar, no el de toda una colectividad que nada tiene que ver con esa película. El premio no fue para España, tal y como Gwynet Paltrow gritó en directo, sino para el cineasta (y sus ignorantes productores, entre los que me encuentro muy a mi pesar.)

Si es tan bueno, y yo no lo dudo, que se busque la financiación para su próxima película sin recurrir a mi dinero. O que me pregunte antes al menos, que quizás le sorprenda.

Por cierto, para talento el del maestro Eastwood. Menuda película la de la chica del millón de pavos. Buff.

3 comentarios:

aitz dijo...

Sin duda. Pero también me ha gustado este año "El aviador". El enfrentamiento, empresario individualista, vs. Senador colectivista fue ideal. Y la escena en la casa de los socialistas ricos, extraordinaria.

Roberto Suárez dijo...

Es cierto lo que comentas. Y como no es habitual, uno lo disfruta doblemente.
Pero como película, me sigo quedando con la otra.

Kasulibes dijo...

Lo de las subvenciones es un tema más que discutido por los liberales, pero ningún gobierno en España ha llevado a cabo nuestra teoría al respecto con los productores del cine. Y bueno, eso de que subvencionen a cineastas que luego calumnian e injurian gravemente a quienes les han pagado las películas... ya no es una cuestión de teoría economica, es de sentido común. No sé si ahora alguien del PP subvencionaría a Almodóvar tras haberles acusado éste de intentar dar un golpe de estado.
No he visto la de Amenábar, pero hace dos o tres días vi la de Eastwood, y me encantó. Saludos