lunes, 7 de noviembre de 2005

De Lorenzo a sus camaradas

Hacía referencia a lo rápido que los dirigentes del PP se apartan del camino liberal, y ponía de ejemplo al alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, que en un arrebato de conciencia de clase, escribe a sus camaradas. Como el enlace no está disponible, paso a transcribir la carta que envió a los líderes regionales de los sindicatos mineros. No tiene desperdicio. Las negritas son mías, aunque evitaré la tentación de poner enlaces gráficos que serían muy reveladores de lo que apoya el primer edil de la muy noble, muy leal, benemérita, invicta, heroica y buena ciudad de Oviedo.

Os expreso el apoyo firme e inequívoco de Oviedo y de los ovetenses a
vuestras reivindicaciones, que son las de toda Asturias, porque
estáis
defendiendo
en solitario, con el coraje que os caracteriza,
los
intereses regionales
.

No déis un paso atrás. Cuando se reduce empleo en el sector minero, las prejubilaciones son un derecho reconocido por los gobiernos
anteriores, y los fondos para reindustrialización, una necesidad para el
presente y el futuro de Asturias. Quiero aclarar: fondos adicionales al
Presupuesto regional, por lo tanto, nunca deben sustituir a las inversiones en
él contempladas. Por consiguiente,
los administradores de esos fondos
mineros deben ser los sindicatos de la minería
.

El Gobierno tendrá que ceder porque la razón está de
vuestra parte. Lo lamentable es que para llegar a este punto tengamos que pasar
por esta situación.

Vuestra tenacidad y valentía en la defensa de los
intereses regionales son admirables y
todavía no han tenido por parte de
la sociedad asturiana el reconocimiento que se merece
.

El presidente del Gobierno de España se comprometió hace dos meses
públicamente en Rodiezmo a que hubiera una solución negociada en la minería.
¡Que cumpla su palabra!

No os sintáis solos, porque
el conjunto de Asturias está con
vosotros
, aunque el Gobierno regional, incomprensiblemente, haga como
que el asunto no va con él y alguna fuerza política incluso aplauda la nefasta
política del Ministerio de Industria. Ellos tendrán que explicárselo a los
asturianos.

Vosotros, los sindicatos mineros, estáis escribiendo de nuevo una página
importante de la historia de Asturias que Oviedo reconocerá
próximamente.

Ánimo y un fuerte abrazo.

1 comentario:

David Lombardía dijo...

Es lo que tiene Gabino: populismo puro y duro. ¿Acaso esperábamos menos de él?
Me da la impresión de que cree (y probablemente con su parte de razón) que así se gana votos por la "izquierda" y que, al fin y al cabo, los "suyos" no van a votar a otro candidato que pudiera ser aún peor...
Como la teoría del votante mediano, pero con un votante mediano que quema ruedas en medio de las autopistas.