martes, 29 de junio de 2004

Aviso a Navegantes

En primer lugar, quiero mostrar mi agradecimiento a dos personas, por su ánimo y ayuda: Enrique Gómez y Daniel Rodríguez.

Al grano. Pretenden ser las anotaciones que aquí escriba meros desahogos personales sobre los asuntos más variopintos. Vamos, lo que siempre he hecho, ya fuera por escrito o verbalmente, como bien saben todos los que me conocen. Y podréis contestarme a todo lo que queráis sin que os interrumpa...

Pero el hilo conductor será también el mismo, más radical si cabe. Radical en defensa de la libertad del individuo frente al poder coactivo del Estado. Liberalismo se le suele llamar a eso. "Neo" le pondréis alguno delante. Me es indiferente. Las referencias peyorativas no constituyen un argumento.

Y como en toda corriente de pensamiento, uno tiene sus preferencias. Las mias van encaminadas a la Escuela Austriaca (de Menger a Huerta de Soto, pasando por Mises, mi admiradísimo Hayek o Rothbard), y a sus precursores, nuestros escolásticos salmantinos del Siglo de Oro (de ahí el nombre de esta bitácora).

Pues a ello.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Permíteme que sea el primero en darte la bienvenida, aunque ello signifique que ya no uses el nick que te acompañó tanto tiempo...
Fdo.: HAYEK.

Anónimo dijo...

Otro gilipollas neocon que se esconde bajo el liberalismo económico. A Américalatina te mandaba yo, que vieses lo que es la pobreza extrema.

José Carlos Rodríguez dijo...

Bienvenido a la blogosfera liberal. Un saludo y mucha suerte.

Anónimo dijo...

Bienvenido, y paciencia con los pirados de la izquierda cavernaria: ya se te ha colado uno (el que te quiere mandar de excursión ¿a Cuba?), pero vendrán más. Una marabunta, chico.

Mario Noya

Enrique Gómez dijo...

¡Bienvenido Roberto!. Me alegro de que te hayas lanzado a esto de los blogs.

¡Un abrazo, salmantino Hayek!

Anónimo dijo...

SENECA.
Suerte en tu nueva aventura, por cierto qué liberalismo se ha aplicado en latinoaméica, se refiere a cuba.

José Carlos Rodríguez dijo...

Ah, y lo que me mola es que añadas a Hayek lo de admiradísimo. Es admiradísimo mío, y aunque Rothbard me ha conquistado, soy el más Hayekiano de los Rothberdianos.

Drosophyllum dijo...

Gracias por tus aportaciones, que seguro serán muy interesantes, y mucha suerte, Roberto. ¡Que bueno que vaya aumentando el número de bloggers liberales!

Daniel Rodri­guez dijo...

Me alegra tener otro austriaco por estos lares. A ver si empiezas a escribir con frecuencia y te añado a Red Liberal. :-)

Anónimo dijo...

Saudos capitalistas dende Galiza. Felicidades amigo Hayek por tu nuevo blog. Espero seguirlo ahora en vacaciones y hacer duros comentarios cuando te aparts de la recta vía.
Miguel Bastos

Roberto Suárez dijo...

Bien está empezar con los serviles al acecho; es menos aburrido. Pero a la vista está quién se esconde en el anonimato y quién se manifiesta públicamente, a pesar de que el liberalismo, en su vertiente austriaca, es cualquier cosa menos popular. Pero encantado de tu comentario; son de esos que dejan constancia de la altura de miras de cada cual.

Roberto Suárez dijo...

José Carlos, Mario, Enrique, Séneca, José María, Dani, Prof. Bastos... Gracias a todos, amigos. Vuestro aliento y apoyo es muy importante para mí. No somos muchos, pero perseveramos, que es lo importante. Escribiré con la frecuencia que mi tiempo me permita, porque por ganas no será. Siempre me ha gustado meter la zarpa en todo ;-)

Por cierto, José Carlos. Mi debilidad por Hayek es de sobra conocida, pero no puedo evitar mencionarla siempre y en todo momento. Lo que no impide que reconozca que las críticas del gran Rothbard al maestro son muy atinadas.

¡¡Prof. Bastos!! ¡Cuánto gusto leerte de nuevo! Será un placer recibir esos "duros comentarios". Son una fuente de conocimiento siempre. Aunque espero que el verano también sea propicio para volver a compartir un buen vino y una charla distendida.

Anónimo dijo...

Al tontolhaba que te ha mandado a america latina a ver pobreza extrema le mandaba yo, pero a vivir y trabajar alli mas de 6 meses. Nada de mirar con pose de indignado la realidad desde la atalaya de un hotel.
Así verá que las miserias humanas no son patrimonio de ninguna ideologia ni condición social.

Ánimo por tu blog y adelante!!

DiegodeAlmagro

Roberto Suárez dijo...

Gracias, Diego. Pero es lo de siempre: desde su bienester propiciado por el capitalismo, despotrican pidiendo más socialismo... para los demás, claro. No para ellos.

Anónimo dijo...

Genial. Ya te hice saber mi alegría cuando volviste a escribir en los foros de JJLL tras el parón; igualmente agradable será leerte en la bitácora.

¡Que dure!

Roberto Suárez dijo...

Ya, pero... Si no pones tu nombre, no sé quién eres :-( En cualquier caso, gracias mil.

narpo dijo...

Hombre ¡paisano! que alegria poder leer un blog tuyo.
Mucha suerte.

Albert_Esplugas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Albert_Esplugas dijo...

Hombre Hayek, no recordaba que te llamabas Roberto... Será un placer seguir tu bitácora, como lo es leer tus posts en JJLL.

Roberto Suárez dijo...

Narpo, Albert... El placer será mio. Gracias amigos.

mamifero dijo...

Buenas. Auqnue no recuerdo si hemos discutido alguna vez, he leído alguna anotación tuya en otros lugares y me has parecido una persona juiciosa que habla con conocimiento de causa.

En fin, aquí estará un servidor para que desahogues tus instintos liberales con él.

Roberto Suárez dijo...

Gracias Mamímero. No recuerdo que hayamos mantenido polémica alguna, pero si leo tus comentarios en otras bitácoras. Un honor que te hayas acercado hasta aquí.

pelayo dijo...

En casa no te deben dejar hablar porque te encanta escribir y escribir. Suerte que a muchos nos encanta leerte.

Animo

Roberto Suárez dijo...

También me encanta hablar y hablar. Pero no estoy seguro que les encante oirme. Jejeje. Gracias por tus ánimos, paisano. ;)

Anónimo dijo...

Por supuesto, bienvenido Roberto ;)

Eaco

Anónimo dijo...

Por supuesto, bienvenido Roberto ;)

Eaco

Roberto Suárez dijo...

Gracias, Rallete ;)